Montaje de almacenes industriales

montaje almacenes industriales

El montaje de almacenes industriales es uno de los servicios más importantes, a la hora de contratar una empresa fabricante de estructuras temporales. Es por eso que en CARPAS EXPANDI consideramos importante dar a conocer, desde la perspectiva de una empresa fabricante, todos los detalles y requisitos para la instalación de una nave desmontable.

 

Preparación del terreno

Antes de iniciar el montaje de almacenes industriales, es necesario preparar el terreno y adaptarlo para el tipo de estructura que se va a montar. La puesta a punto del suelo consiste en la limpieza y nivelación del terreno, además del traslado de los residuos a un depósito. La preparación del terreno suele durar un promedio de una semana y puede contratarse con CARPAS EXPANDI o hacerlo mediante un tercero.

Una vez tenemos el terreno preparado, se toman mediciones del emplazamiento y se replantean las placas de anclaje en el lugar. Una vez se realiza el encaje y se comprueba que está conforme lo previsto, se procede a anclar las placas mediante los elementos de fijación establecidos según terreno.

 

Ensamblaje de la estructura

El siguiente paso es preparar el ensamblaje de los arcos principales de la estructura. Para ello se colocan los arcos en el suelo, encima de unos topes de protección y en posición horizontal. Cada pórtico tiene una posición determinada en la estructura y viene pre-ensamblado y numerado desde el taller para esa ubicación.

A continuación se levantan los arcos, rotando en relación a la fijación con la base y mediante la maquinaria necesaria en cada caso. Para ello se debe empezar por los 2 arcos principales que representan el módulo resistente de la estructura frente al empuje perpendicular.

Una vez levantado el esqueleto de la estructura, se colocan los perfiles auxiliares para los cerramientos y los accesos según el diseño del proyecto. A continuación se instalarán los cerramientos ya sea de elementos de lona o paneles rígidos de fachada. El cerramiento de cubierta se colocará al final.

 

Verificación y limpieza del almacén industrial

Una vez se finaliza la instalación y acomodación de todos los accesorios del almacén se procede al repaso final para certificar que todos los elementos cumplen con la normativa de funcionamiento habitual. Finalmente se desocupa el pabellón de todos y cada uno de los elementos usados en la instalación así como de cualquier residuo que pudiese quedar dentro y fuera de la nave.